Amy Winehouse – Lioness: Hidden Treasures

Posted on 7 diciembre, 2011

0



Al parecer tener 27 años y ser músico reconocido no es una buena combinación. Y a esa conclusión ya llegó Joseph Gelinek cuando escribió ‘Morir a los 27’ y eso que todavía no se había muerto la reina del soul de los últimos años, aquella que subía al escenario y no sabía donde estaba pero, a la vez, tenía una voz única y un espíritu diferente al del resto. Sin duda, a pesar de su juventud, Amy Winehouse llegó a ser una de las grandes, una artista que fue capaz de revivir estilos musicales olvidados por la juventud. Hizo amar lo que ya no se recordaba y, de qué manera. Con tan solo dos discos, ‘Frank’ y ‘Back to black’ consiguió algo que pocos han tenido a pesar de su juventud. Y es que, en esta obra póstuma ‘Lioness Hidden Treasures’ encontramos un popurrí de lo que podría haber sido el tercer LP de la londinense. Versiones, duetos, reediciones, canciones inéditas, soul, jazz, R&B, hip hop e, incluso, algo de bossa nova son algunos de los ingredientes necesarios para lanzar un disco como ‘Lioness Hidden Treasures’.

A pesar de la dureza de las críticas, ningún trabajo de Amy Winehouse, por mucho que sea póstumo y una mezcla un poco extraña, puede ser malo. Es más, siempre será necesario escuchar sus temas una y otra vez hasta que los hayas disfrutado y saboreado lo suficiente. Canciones grabadas antes de ‘Frank’ y también algunas de este 2011 se mezclan en este fantástico tributo que, si bien ella no podrá disfrutar, los fans de Amy sí. ‘Tears dry’, que luego pasaría a ser la conocidísima ‘Tears dry on their own’ de ‘Back to black’, es mucho mejor que la que luego se editó. Incluso ‘Valerie’ que formaba parte de la Edición Deluxe del mismo disco, suena genial. Cierto es que ‘Like smoke’, en la que colabora el rapero Nas, no encaja con lo que estamos escuchando, pero, sin embargo, ‘Body and Soul’ cantada con Tony Bennett, pone los pelos de punta. Tampoco podemos olvidar el original sonido de ‘The girl from Ipanema’ o ‘Between the cheats’, ni, por supuesto, ‘Half time’, la mayor obra de arte que encontramos en el disco póstumo que se cierra con una magnífica ‘A song for you’.

Lo peor de todo esto es que no será la diva del soul la que disfrute de su trabajo ni la que sea consciente de lo que ha alcanzado. Da muchísima pena pensar que nunca más podremos escuchar algo nuevo cantado por ella, por la persona que ha revolucionado la industria musical de los últimos años. La misma que ha desafiado todas las reglas que se le imponían centrándose en hacer buena música sin pensar en lo que dirían los demás. Aquella que lo único que tiene en común con otros tantos que alcanzaron la cima pronto es la edad en la que, físicamente, dejó de estar con nosotros. Esos malditos 27.

Rosa Sánchez

Amy Winehouse – ‘Half Time’

Anuncios
Posted in: Discos