Entrevista a Zahara

Posted on 1 diciembre, 2011

0



Tras escuchar “La pareja tóxica” , lo último de Zahara no nos pudimos resistir a hablar con ella y que nos contara personalmente cómo había sido la construcción de este maravilloso trabajo.

Ante todo queremos agradecer la amabilidad que has tenido a la hora de contestar nuestras preguntas. Desde Backliner Magazine tenemos un gran respeto y admiración a tu trabajo.

-Millones de gracias a vosotros 🙂

La primera pregunta es sobre el disco pasado. “La fabulosa historia de…” fue todo un éxito. A la hora de grabar “La pareja tóxica”, ¿no había un poco de tensión o de vértigo por si ese éxito era pasajero y no perduraría?

-Al contrario.  Estaba deseando sacar este nuevo disco donde creo que estoy mejor representada, me gusta más su sonido crudo y directo y representa un momento concreto, más cercano con el que identificarme. Creo que La fabulosa historia era un disco recopilatorio de canciones, pero no lo entiendo como el disco que me dio éxito. En todo caso, que me hizo popular.

En “La pareja tóxica” repites con Ricky Falkner, lo que demuestra que lo vuestro es una relación para nada tóxica. ¿Qué aporta Falkner a Zahara que le hace ser una figura tan importante en la grabación de un disco?  

-Amé a Falkner desde el día que lo conocí y para mi era fundamental que hiciera este disco. Ya quería que hiciera el anterior, pero por diferencias con la discográfica no pudo ser y ahora que dirijo este nuevo trabajo, sabía que su presencia era fundamental y que sabría sacar el sonido que estaba en mi cabeza.

Un disco mucho menos optimista que el primero, pero siempre cantado desde el corazón. ¿A qué se ha debido este cambio en las letras? ¿Podría decirse que son las huellas de una parte de tu vida?

-Claro. Sólo puedo escribir, para bien o para mal, sobre lo que siento y conozco. Es la única manera de que mi implicación sea real. Este disco es una fotografía de un momento muy concreto, de un año complicado y doloroso donde las experiencias vitales marcaban una línea hacia la que iban todas las canciones. Ese poso melancólico está en todo el disco, no de forma deliberada, si no, porque tenía que ser así.

Seguimos hablando de las letras, y si “La fabulosa historia de…” tenía un tono dulzón y aniñado, en “La pareja tóxica” descubrimos a una Zahara mucho más madura y con historias más elaboradas. ¿Tanto ha cambiado en tu manera de escribir y de percibir las cosas en dos años?

-Es que en realidad han pasado más de dos años.  La fabulosa historia tiene canciones compuestas hasta 4 años antes de que saliese publicado, es decir, hay una distancia de 7 años casi entre algunas canciones. De ahí que la diferencia sea tan grande. La fabulosa historia es un disco que ya cuando salió estaba anticuado.

La presentación de la canción “El leñador y la mujer América”, en forma de videoclip-trailer ha sido todo un acierto. ¿Te planteas volver a rodar una película con otra de tus canciones?

-La experiencia ha sido increíble y está siendo muy bien recogido el trailer.  En los siguientes videos se verá más. Pero haber actuado y todo lo que tiene que ver con la película ha sido posible, sólo gracias a que el equipo con el que he trabajado me ha permitido que así sea.

Hay quienes no aceptan muy bien las críticas, en tu caso, ¿te gusta rodearte de la gente que te quiere y te apoya para que te den su opinión acerca de tus composiciones?

-Confío en las personas de mi equipo y es a ellos a quienes escucho y a quien tengo en cuenta.  El resto de opiniones intento valorarlas en su justa medida, pues nunca sabes el criterio que han seguido para elaborarlas y pueden hundirte o crecerte sin que tenga mucho fundamento. Me parece interesante saber qué opina la gente y tener en cuenta el pensar popular, pero a la hora de la verdad, las opiniones que marcan mis decisiones son las de mis músicos, mis amigos o mi familia.

Parece que tu trayectoria va a la inversa que las demás. Comenzaste en una gran discográfica como es Universal y decidiste pasar a Music Bus, una discográfica independiente. Las multinacionales siempre parecen cortar un poco las alas al artista, ¿te ha sucedido eso a ti?

-Universal y yo teníamos intereses distintos, por lo que no tenía mucho sentido que siguiéramos juntos. Las ideas que yo tenía no eran valoradas y lo que ellos me ofrecían no me interesaba.

Está claro que tus discos tienen muy buena acogida, tienes el don de transmitir emociones al público. En los directos, ¿controlas un poco toda esa emoción o se dispara más que en el estudio?

– No puedo controlarla. Creo que esa es la gracia.  A veces sale y conecta, llega al público, éste lo recibe y devuelve más de lo que ha captado.  La energía que se mueve en un concierto es bestial. Me sacude. Eso no puedo controlarlo, pero como digo, esa es la magia.

Hablando de emociones, “La pareja tóxica” es un disco compuesto prácticamente en su totalidad por las emociones y los sentimientos de lo vivido. A la hora de llevar estas canciones al directo, ¿será como meter el dedo en la llaga, o un modo de cura que ayudará a la cicatrización?

-Depende del día. En los primeros conciertos he intentado no adentrarme demasiado para no sufrir demasiado… Pero en Barcelona, y sin pretenderlo se liberó todo y quería llorar desde la primera canción. Es emocionante, a veces duro, pero cuando haces un disco así no tienes más remedio que subir al escenario y tratar de hacerlo lo mejor posible sin que sea un drama.

Parece que las canciones más románticas se componen en los momentos de dolor… ¿qué le pasa al hombre que siente todo con más fuerza cuando está solo?

-Bueno, es la definición de romanticismo, ¿no? Es en la soledad donde pensamos y nos enfrentamos a nuestros sentimientos, nuestros miedos y dolores.  Creo que es más difícil escribir en la felicidad pero por una cuestión de ser prácticos. Cuando estamos bien no queremos perder el tiempo preguntándonos porqué estamos bien. Sólo lo vivimos y lo disfrutamos.

La relación con el público mediante las redes sociales es algo indispensable ahora mismo, ¿eres una persona que esté constantemente conectada o prefieres vivir un poco al margen de toda esta vorágine en la que se ha convertido Internet?

-No puedo vivir al margen. Crecí en internet y es ahí donde existo. A veces no contesto todo, a veces soy una pesada que habla cada cinco minutos. Depende del tiempo y las ganas, pero uso las redes sociales como cualquier persona de mi edad. Creo que es importante estar ahí y en mi caso ha servido para mucho.

¿Qué grupo no puede faltar en el reproductor de música de Zahara?

-Depende del mes. Ahora estoy con Jeremy Enigk

Ya para terminar, ¿te veremos pronto por Murcia?

-Espero que sí. Me da mucha pena no poder estar en el festival SONIDOS DEL SOL, pero espero tocar pronto. Ya he ido muchas veces y siempre me han tratado muy bien.

De nuevo muchísimas gracias por la atención.

-Gracias a vosotros, ha sido un placer. Mucha suerte y un abrazo fuerte. ¡Besos!

Puedes leer nuestra crítica de ‘La pareja tóxica’ aquí  https://backlinermagazine.wordpress.com/2011/11/23/zahara-enfermedad-y-medicina/.

Anuncios
Posted in: Entrevistas