The Beach Boys – Sonriendo desde el Olimpo

Posted on 15 noviembre, 2011

0



 

El disco de pop más grande de la historia. Con semejante meta en la cabeza se enfrentó Brian Wilson, líder y cabeza creativa de los Beach Boys, al álbum que debía superar los logros conseguidos por ‘Pet Sounds’, su gran obra maestra y cuyo éxito e impacto provocó, entre otras cosas, que Lennon, McCartney, Harrison y Starr se pusieran manos a la obra con el disco más relevante, que no mejor, de los Beatles, ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club’. Con intensas e interminables sesiones de grabación durante los meses de 1966 y 1967, el ambicioso proyecto de Wilson se quedó en eso, en proyecto, ya que jamás llegó a ver la luz, a pesar de que alguna de sus canciones aparecieran en ‘Smiley Smile’, cuya valía, indiscutible, no sirve para ocultar su verdadera naturaleza de ‘papelera de reciclaje’. Ahora, 45 años después de su grabación original, llega hasta nuestros oídos, ‘The Smile Sessions’, retazos, detalles, versiones de lo que debería haber sido la obra maestra definitiva del grupo californiano pero que, finalmente, quedo como el disco jamás terminado más famoso de la historia del rock&roll.

Pocas dudas, y muchas certezas, son las que crea la escucha de unas sesiones de grabación donde la maravilla melódica de la que siempre hicieron gala los ‘chicos de la playa’ y su gran especialidad, unos juegos vocales inigualables, brillan sin excepción. Canciones como ‘Look (Song for the children)’, ‘Cabin essence’, ‘Holidays’ o la abrumadora ‘Wind Chimes’, son muestras de lo que podría haber sido y no fue, un trabajo arriesgado y valiente, avanzado a su tiempo, como atestiguan las experimentales ‘The elements fire’ y ‘Baryard’. Los que siguen resplandeciendo con luz propia son esos temas rescatados en trabajos posteriores, con una capacidad para maravillar intacta, como ‘Vegetables’ y ‘Surf’s up’, de los cuales podemos escuchar demos absolutamente mágicos. Por otro lado, poco o nada se puede decir de ‘Heroes and villains’ y ‘Good Vibrations’, dos de las mejores canciones que ha dado la historia del pop, también presentes en estas sesiones de grabación y que se convierten en las dos grandes estrellas de las mismas. Las versiones extendidas que podemos escuchar esconden la grandeza de los grandes clásicos, aumentando el valor de dos obras de arte cuyo incalculable valor sigue siendo alabado por infinidad de bandas y artistas.

Semejante trabajo acabo definitivamente con la estabilidad mental de su lider y significó el principio del fin de los logros,creativos, de los  Beach Boys pero, los ocho minutos de la versión de ‘Good Vibrations’ y los monumentales atrevimientos vocales de ‘Smile Backing Vocals Montage’, justifican un disco que pone punto y final a una espera de más de 40 años. Escuchando el resultado, ha merecido la pena. Porque, el disco que Brian Wilson quería publicar en el año 67, no pertenecía a aquella época, ni siquiera a esta, la nuestra, que no puede más que asistir asombrado a la gesta de un grupo que empezó cantando canciones acerca de amores perdidos en habitaciones vacías y playas soleadas de California y termina en 2011, alcanzando la cima definitiva del Olimpo Pop. Ya no hay excusas. Lo que debía ser, ha sido.

Alberto Frutos

 

The Beach Boys – ‘Good Vibrations (Extended Version)’

Anuncios
Posted in: Discos