Ramón, quédate

Posted on 14 noviembre, 2011

2



El pasado sábado tuvo lugar el esperado concierto de The New Raemon en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. Puntuales, a las 21:30 aparecían sobre el escenario Ramón Rodríguez (voces y guitarra) y el resto de la banda, Pablo Garrido y Dani Vega (guitarras), Luis García (bajo), Sara Fontán (al violín), Víctor García (batería) y Marc Prats (teclado). Como podéis observar, The New Raemon es una banda de lo más nutrida. El concierto comenzó con ”Lo Bello Y Lo Bestia”, seguida de  ”Kill Raemon”. Cuando acabó su sombría satisfacción, Ramón se dirigió al público: ”nuestra próxima canción suena mucho en una radio… pero no es John Boy, ¿eh?”. No lo era, no, pero ¿para qué quieres John Boy pudiendo escuchar ”Sucedáneos”? Este fue el primer tema de los discos pasados, pero no fue el último, ya que tras él vinieron ”La Siesta” o la aclamada ‘‘La Cafetera”. Alternaba canciones de su último disco ”Libre Asociación” con ”A Propósito De Garfunkel” y ”La Dimensión Desconocida”, y lo hacía entre risas, contando cómo fue el viaje hasta Murcia: ”es genial pasar tantas horas en una furgoneta en la que hace una semana nos han robado la radio…”.

De vuelta a ”Libre Asociación”, esta vez con ”Consciente, Hiperconsciente”. Es curioso cómo canciones tan pesimistas se recibían entre aplausos y risas. El público se permitía bromear con Ramón e incluso pedirle canciones de otros catalanes, Love Of Lesbian.  Suenan los primeros acordes de ”Hundir La Flota” y mientras tanto, el vocalista sigue charlando con el público. Esta vez, cuenta que en Hollywood van a hacer una película sobre el famoso juego, y él propone otra cinta: ”Susan Sarandon, Dustin Hoffman: Algo no encaja. Tetris, La Película”. Las risas se apoderan de toda la sala, y no es para menos. Alguien se atreve incluso a decir: ”que no cante, ¡que siga hablando!” o ”¡¡luego nos vamos de copas a la Yesería, eh!!”. 

Tras las risas, las palmas catalanas devuelven al Auditorio el silencio correspondiente. ”El Fin De La Resistencia” suena mejor que nunca. Sobria, firme y coherente, termina con las palabras de Ramón, que asegura que no todas las canciones que compone le terminan agradando, pero que ésta le gusta especialmente. No es de extrañar, una canción que desnuda el corazón y desgarra las palabras tiene que gustar obligatoriamente. Al terminar, la banda sale del escenario para dejar al protagonista de la noche solo con su guitarra acústica. ”La Dimensión Desconocida” y ”Te Debo Un Baile”, dos vals con los que el público podría haber arrancado a bailar como lo habrían hecho en cualquier ceremonia de la realeza. Ramón aprovechó para decir que él no es el autor de ”Te Debo Un Baile”, sino que esta canción es de Nueva Vulcano, y cuanto menos, las dos versiones son de lo más dispares.El último tema acústico fue la famosa ”Tú Garfunkel”, compuesta, según el propio Ramón, en su momento más jodido. Mientras cantaba, el público se animó con unas suaves palmas para acompañarle en lo que podría haber sido el recuerdo de una mala etapa. Y como si de una obra de teatro se tratara, segundos después aparecieron en el escenario el resto de los actores para rematar los papeles que les correspondían y terminar el tema junto a Ramón. Tras tocar ”Por Tradición” finalizaba así el primer acto de esta tragicomedia catalana. El escenario se quedó vacío y los aplausos fueron constantes hasta que la banda volvió a aparecer.En el público se oye: ”¡¡queremos Amante Guisante!!”, a lo que, sonriente, Ramón respondió: ”hola que tal, somos The New Raemon y estamos encantados de estar en Murcia”. La conexión entre el público y el catalán era enorme.

El concierto terminó con tres canciones de su último disco: ”Verdugo”, cuyos coros parecían gritos de las ánimas desoladas que vagan sin rumbo bajo la barca de Caronte, una genialidad griega hecha canción. Tras ésta, ”Soñar La Muerte” y por último , los redobles de tambor de ”Llenos De Gracia” despedían un concierto cuyo repertorio recreó un mundo y unos personajes inigualables. El público se alzó nada más terminar la canción para aplaudir a un hombre que hizo un espectáculo eterno, a una banda que le pone música a nuestros sueños y pesadillas. Y como si de una broma se tratara, comenzó a sonar ”La vida sigue igual” de Julio Iglesias. Y es que… pese a que Ramón se marchó, queridos amigos, la vida sigue igual. Pero si no pudiste asistir a esta maravilla de concierto, no te desanimes, The New Raemon volverá a Murcia sobre febrero o marzo. Nosotros ya hacemos apuestas sobre cuál será la sala que acogerá a este artista, ¿y tú?.

Marta Ruiz

Anuncios
Posted in: Conciertos